Ziomara Morrison condiciona su participación en la Selección Chilena de Básquetbol

Un nuevo “terremoto” sacude al básquetbol nacional, luego de las acusaciones realizadas por la capitana de la Selección Nacional Femenina, Ziomara Morrison, en nota publicada este jueves por el diario La Tercera.

Morrison entregó una serie de acusaciones de mal manejo y descoordinación por parte de la Federación, en lo referido a la preparación y participación de la Roja Femenina en el reciente Preolímpico realizado en Canadá, donde las nacionales no pudieron superar la fase de grupos.

El problema comenzó con la gira previa a Brasil que estuvo a punto de no realizarse por falta de fondos. El equipo viajó debido a que el Plan Olimpico ya había comprado los pasajes: “En Sao Paulo nos metieron a dormir en un recinto horrible, donde las habitaciones olían a vómito. Alegué por email , pero tuvimos que tomar el dinero para emergencias e irnos todas a un hotel”, relata Morrison.

Las cosas no mejoraron al viajar a Canadá: “No teníamos ropa para todas igual y la de competencia era de hombre o, no sé, pero era enorme, como carpas. Volvimos a reclamar, pero desde Chile (el presidente de la Federación, Marcelo) Casas me responde dos líneas: ‘lo lamento, me preocupa’. Nada más”, cuenta Ziomara a La Tercera.

Morrison también mostró su molestia por las condiciones en que hospedaron en Edmonton, previo al evento: ““No eran buenas condiciones y tuvimos problemas con la comida: un día jugamos un amistoso contra Argentina y el almuerzo fue un sandwich de queso y ensalada. Y antes del partido, Manuel Herrera (jefe de la delegación) nos negó una colación. Nunca en mi vida había jugado un partido con hambre”.

Las condiciones en que hospedaron en esos días antes del Preolímpico habrían sido importantes en la lesión que margino a Morrison desde el segundo partido de la Roja en el torneo: ““Cuando estábamos en ese College me empezaron los dolores de espalda. La cama no soportaba mi peso y tiré el colchón al suelo para dormir. Como andábamos sin doctor, no tuve seguimiento médico”.

Sobre las condiciones de hospedaje, Manuel Herrera indicó que el College donde hospedaron, conseguido con un amigo suyo, cumplía “con todas las garantías para residir y alimentarse bien y un recinto para practicar. Las camas eran adecuadas: yo soy grande y dormía bien ahí”.

Para cerrar la lista de problemas, las jugadoras nacionales estuvieron a punto de irse a la calle debido al no pago de la última noche en el hotel, gasto que debió ser pagado de urgencia por el Plan Olímpico, según se explica en el matutino.

Esto terminó por llevar a Morrison a condicionar su presencia en futuras convocatorias a la Roja: “La próxima vez quiero asegurarme de las condiciones. No quiero volver a pasar hambre, tener que tirar un colchón al suelo, que me mientan en la cara… En su momento enviaré una carta, pero así, no sigo”, declara.

Quien apoyó las declaraciones de Morrison fue el entrenador nacional el español Ricardo González: “Que (la federación) se preocupe del abandono en el que hemos estado. Nos dejaron tirados, sin pagar el último día del hotel, solos en Edmonton y con una menor de edad”.

La Federación se defiende

Por su parte Marcelo Casas, Presidente de la Federación de Básquetbol, entregó sus descargos en el programa online El Deportivo de La Tercera.

“no faltaron recursos ni dinero, nos gastamos todo… Fue un día, una vez, que no se alcanzó a llegar a la hora y se cambió la cena por un sándwich”, indicó Casas.

El mandamás del básquetbol nacional indicó que buscó solucionar los problemas que Morrison le indicó vía mail, que el equipo no se hospedó en un mal lugar y reconoció que “no está contemplado dentro de los recursos un médico, sí acompaña un kinesiólogo”.

Escrito por Daniel Arellano
Declaraciones gentileza La Tercera
Foto: Archivo