Colo Colo derrotó a Curicó por los Playoffs de Libcentro

En un encuentro que arrancó con cierta tranquilidad, el Cacique debió sudar la gota gorda para imponerse en el primer partido de playoffs frente a Curicó por 69-67.

Pelota al aire y con una hinchada que ejerció una férrea presión al contrincante, el cuadro popular lograba imponer condiciones.

El quinteto inicial de Gabriel Schamberger fue con: Erik Carrasco, Matías Villagrán, los hermanos Fernando y Jorge Schuler y Claudio Soto.

Con la dupla de los hermanos Schuler, Colo Colo se ponía rápidamente en ventaja frente a un cuadro que entró nervioso y le costó mucho abrir el marcador.

Y fue recién en el arranque que Matías Villagrán se matriculó con un formidable Alley Oop, tras habilitación de Carrasco. La multitud enloqueció, sonó la chicharra y el Popular se iba en ventaja de 20-12.

Schamberger intentó buscar mayores variantes dándole el ingreso a Ramón Gatica, sin embargo la estrategia no resultó y el cuadro local comenzó a carecer de capacidad anotadora. De hecho, a falta de tres minutos los “torteros” lograron acortar distancias y quedaron un punto abajo. Los albos no reaccionaban y se iban al medio tiempo en desventaja de 31-32.

Desde ahí en adelante ambos equipos sacaron chispas. Otra vez, un jugador que se está transformando en estandarte de este equipo -Matías Villagrán- generó una jugada notable, tras taponear a un rival y de contra clavar un triple que sirvió para estar arriba nuevamente.

Fin del tercer cuarto y el 47-43 a favor no aseguraba nada, de hecho los rivales que fueron de menos a más, se envalentonaron con el apoyo de su gente que llegó hasta el Boston College.

El final fue de infarto. Un tiro libre de Jorge Schuler puso la ventaja por tres puntos, luego dos triples, uno de Soto y otro de Villagrán produjeron una diferencia que parecía definitiva. 66-59 era el score.

Pero Curicó no dio el brazo a tocer y llegó a quedar 66-65 a falta de 11 segundos por jugar. Ahí, el estratega Schamberger tomó un tiempo muerto para no pasar riesgos innecesarios y su táctica tuvo resultados positivos. En un dramático final, Colo Colo se impuso por 69-67 y se quedó con la primera llave de playoffs.

Ahora tendrá que ir a jugar la revancha a tierras curicanas para conseguir la ansiada clasificación al cuadrangular final. En cuentras resumidas, se mantuvo el invicto a pesar de mostrar un juego intermitente, se sacó la presión del primer partido de playoffs y ahora estará todo a favor para quedarse con la llave en Curicó. En caso contrario, un tercer partido en el Boston College dirimirá al equipo que jugará la instancia decisiva.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Matias Adonis / Gentileza Prensa CSD Colo Colo
Foto: Prensa CSD Colo Colo