Deportero del Pasado: Cuando el carnaval fue chileno

En el camino clasificatorio (o eliminatorio, dependiendo del punto de vista), se dio uno de los mejores partidos de la selección chilena de fútbol. Esa vez se venció a un rival de fuste como la selección brasileña.

Fue un 15 de agosto del año 2000, cuando en un Estadio Nacional repleto, Chile se imponía por un marcador de 3-0 a un equipo brasileño plagado de estrellas, partiendo por Rivaldo, el gran jugador de ese momento.

Pero esa noche Brasil no fue más que un fantasma en los pastos de Ñuñoa. Y la inspiración se mostró a cargo de la dupla Za-Sa, con Iván Zamorano y Marcelo Salas jugando a gran nivel. Mención aparte para el mejor jugador de ese partido, el gran David Pizarro, quien manejó los hilos del partido, desde su ingreso, en los primeros minutos del primer tiempo, en reemplazo de un lesionado Marco Villaseca.

Los goles? Fueron marcados por Fabián Estay (25′ del primer tiempo), Iván Zamorano (43′ del primer tiempo) y Marcelo Salas (30′ del segundo tiempo).

Y aunque hoy recordemos ese proceso (para ese partido Nelson Acosta aún estaba en la banca chilena) como el peor que ha realizado una selección chilena de fútbol en una clasificatoria, ha quedado en la historia este gusto que nos dimos frente a la selección brasileña.

Que recuerdos tienes de este encuentro?

Escrito por: Daniel Arellano