Equipo Grez se despidió de Chile y partió a Rio de Janeiro

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En una emotiva reunión, en la sala de ventas Volvo Los Trapenses, el Equipo Grez, integrado por los hermanos veleristas Benjamín y Cristóbal Grez Ahrens, agradecieron el apoyo que recibieron en su campaña olímpica de casi tres años y se despidieron el país con miras a su próxima participación en los Juegos Olímpicos Rio 2016.

Los Grez expresaron su gratitud a autoridades deportivas, como el Comité Olímpico de Chile, la Federación Chilena de Navegación a Vela y ADO Chile; a sus auspiciadores, MBI Inversiones, Volvo, EDOX, Clínica MEDS, Travel Security, Columbia, CORDEP y Massiva; a sus familiares, amigos y equipo de trabajo. Con todo ellos, compartieron imágenes inéditas de su proyecto y comentaron sabrosas anécdotas, al tiempo que realizaron un público reconocimiento al aporte fundamental tanto de la institucionalidad deportiva como de la empresa privada en su camino a la cita de los cinco anillos.

La despedida de los seleccionados Fedevela y Team Chile resultó altamente emotiva. Además de la presencia de numerosos familiares y amigos, los hermanos Grez se agradecieron mutuamente y se dedicaron sentidas palabras. “Yo antes creía que se podía aprender mucho de la gente mayor, pero mi hermano Benjamín me demostró que los más jóvenes también tienen mucho que enseñarnos. He aprendido un montón de él durante nuestra campaña olímpica”, dijo entre lágrimas Cristóbal, de 28 años, proel de la dupla.

“Una de las cosas más lindas de esta campaña ha sido fortalecer los lazos con Cris. Él es mucho más que mi hermano, ahora también es mi amigo, mi partner. Y sé que vamos a seguir apoyándonos con todo y aprendiendo hasta la última milla de la última regata en los Juegos Olímpicos”, expresó, con la voz entrecortada, el timonel Benjamín Grez, de 23 años, quien además anunció que ya está recuperado casi por completo de su esguince en la rodilla derecha.

Los primeros chilenos que participarán en la cita de los cinco anillos a bordo de una embarcación de la clase 49er, una de las más veloces y exigentes del orbe, consiguieron el 29 de enero pasado su clasificación a Rio 2016, después de más de dos años de campaña y para la fecha del megavento habrán sumado más de 500 días en el agua, considerando entrenamientos y regatas.

“Llevamos casi tres años compitiendo con regularidad, pero antes de eso estuvimos cerca de un año tirando líneas, gestionando personalmente los auspicios y planificando esta campaña. Incluso realizamos una ascensión al monte Aconcagua como parte de nuestra preparación”, recuerda Cristóbal Grez, quien abandonó su trabajo como Ingeniero Comercial para dedicarse a tiempo completo a este proyecto.

“Tuvimos muchas reuniones. Golpeamos muchas puertas, porque queríamos organizar un proyecto serio, planificado. Obviamente, siempre pueden aparecer imprevistos, pero no nos podíamos permitir improvisar… Además del cariño incondicional de nuestra familia hemos contado con nuestro coach Sean Evans, nuestros preparadores físicos Claudio Vargas y Cristián Wuth, nuestro psicólogo Juanjo Grande, y el apoyo de nuestros auspiciadores y autoridades deportivas. Sin ellos habría sido imposible”, agregó Benjamín, quien abandonó su carrera de Ingeniería en la Universidad Católica para convertirse en timonel de la dupla y es el velerista chileno más joven en clasificar a dos Juegos Olímpicos (estuvo en Londres 2012 en la categoría 470). Hasta ahora, el único nacional que había logrado repetir el logro era Matías del Solar, quien debutó en Atenas 2004, con 28 años, en la clase Laser y luego participó en Beijing 2008 y Londres 2012.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Prensa Equipo Grez

Recomendamos