Felipe Aguilar tuvo un complicado debut en el KLM Open

Luego de más de cinco semanas de ausencia del circuito, Felipe Aguilar reapareció este jueves en el European Tour en la primera ronda del KLM Open, en Holanda, pero su retorno a las competencias no fue el que esperaba.

El valdiviano terminó con 71 golpes (+1) en la primera ronda, rendimiento que lo ubica momentáneamente en el 102º lugar, pero a sólo dos golpes de las posiciones que pasarían el corte en un cuadro muy estrecho en la parte central de la clasificación.

“Lamentablemente el score no refleja cómo jugué. Hice dos greens de tres putts y quedé injugable con el segundo tiro en el hoyo 1. Aparte de eso anduve bastante bien”, comentó el número uno de Chile.

“Siento que me faltó un poquito de suerte para poner un buen score. Espero que la fortuna sí me acompañe mañana”, agregó.

Aguilar había comenzado muy bien, saliendo desde el hoyo 10. Con dos birdies en el 10 y en el 12 y otros siete sólidos pares se ubicaba en la parte alta de la tabla. Sin embargo, en el regreso tuvo ese tropezón en el hoyo 1, seguido de dos bogeys que pusieron cuesta arriba sus posibilidades.

Y luego de anotar tres pares seguidos volvió a bajarse en el 7 para matizar su score final, que de todas maneras lo deja aún con opciones de seguir jugando el fin de semana, si logra evitar errores garrafales y mejora su putter mañana.

Tal como explicó Felipe, su golf estuvo bastante bien como lo demuestran las estadísticas: acertó 12 de 13 fairways con sus salidas y tuvo 14 greens en regulación, además de salvar tres de cuatro situaciones de riesgo (scramble). Sólo el juego arriba del green mostró deficiencia al sumar 32 putts en total.

Los punteros del torneo son el escocés Paul Lawrie y el australiano Wade Ormsby, ambos con un impecable recorrido de 61 golpes (-9). Los escolta el inglés Richard Bland con -8.

Este viernes el chileno buscará recuperar terreno en el Kennemer G&CC, acompañado nuevamente por el inglés Oliver Wilson y el español Pablo Martín.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Prensa Felipe Aguilar