Fernando «Lobo» Vera

Hablar de Fernando «Lobo» Vera, es remontarnos a mediados y fines de los ’80, cuando en nuestro país, la Vuelta Ciclista de Chile era un acontecimiento importante, con gran cobertura de los medios, incluyendo su transmisión por televisión (en esos años era TVN).

Vera nació en Santiago, un 4 de Febrero de 1954 y comenzó desde muy pequeño en el ciclismo, compitiendo en el Parque O’Higgins en unas pruebas organizadas por la Municipalidad de Santiago y que llevaban por nombre Ciclismo Para Todos. Fue su tío quién inscribió a Vera y a su hermano, Orlando Vera, en el Club de Ciclismo Green Cross, donde fue tomado por el entrenador Juán Alvarez.

Es campeón nacional los años 1969, 1970 y 1971, pero comenzaría a brillar más aún a partir del Campeonato Juvenil de 1972. En 1974, con solo 20 años, gana medalla de oro en los Panamericanos de la especialidad que se desarrollaron en Cali, Colombia, además de una medalla de Bronce en los Juegos Panamericanos de Ciudad de México.

Llegarian los Juegos Olímpicos de Montreal ’76, donde no tuvo una buena actuación. Pero en los Panamericanos de 1978 tendría su revancha deportiva, consiguiendo una medalla de plata para Chile. Todo esto lleva a que en 1979 el Circulo de Periodistas Deportivos le otorgue el premio al Mejor deportista en Ciclismo y al Mejor de los Mejores.

A partir de 1980 comienza la historia del «Lobo» Vera en la ruta, y en 1981 seria parte del equipo nacional de ciclismo que se coronó campeón en el Panamericano de Ciclismo, dejando a Colombia, una potencia mundial, en un quinto puesto. En 1984 sería la máxima figura en los Panamericanos de Ciclismo, consiguiendo 3 medallas de oro, aunque esa actuación no pudo ser revalidada en los Juegos Olímpicos de Los Angeles.

En 1988 se saca una espina clavada desde que comenzó a participar en la ruta: gana la Vuelta de Chile, siendo el tercer chileno en ser campeón de esta clásica prueba rutera.

El mismo explicó alguna vez su apodo de «Lobo»: «Allá por el año ’70, así me llamó Arturo León, un ciclista que yo admiraba. Nunca le pregunté la razón, pero debe ser porque arriba de la bicicleta me transformo. Dicen que saco garras».

Por todo esta gran curriculum, el «Lobo» Vera es un digno deportista para el Salón de la Fama del deporte chileno.

Para mayor información pueden revisar la web de Ciclismo Laboral.

Escrito por: Daniel Arellano
Foto: Ciclismo Laboral