Hermanos Grez se ubicaron en el Top 7 del Nacional de Veleros J-70

Entre los Top Seven finalizaron los Cristóbal, Benjamín y Exequiel Grez Ahrens en el Campeonato Nacional Copa Volvo Santander de Veleros J-70, disputado en el lago Panguipulli, certamen en que por primera vez los hermanos compitieron como rivales en una misma clase náutica.

Disputadas siete regatas (un descarte) de un torneo en que el viento fue protagonista, exigiendo al máximo a las tripulaciones, Cristóbal (29 años) clasificó en el 4º lugar, como táctico de Volvo, barco timoneado por Matías Seguel, con 22 puntos negativos, apenas a un punto de los equipos que finalizaron en segundo y tercer puesto, y a tres unidades del vencedor, “Black Sails”, de Per von Appen, quien en la última jornada pasó del segundo a primer lugar.

El podio lo completaron Black Jack, de Pablo Amunátegui, y Sensei, de Carlos Vergara, mientras que el quinto lugar lo ocupó Sweet Caroline, timoneado por el menor de los Grez, Exequiel (18 años). En tanto, Benjamín (24 años), quien se integró a la tripulación de Peligro, de Alejandro Pérez, resultó en el séptimo peldaño, con 45 unidades.

Cabe destacar que el nivel de la competencia fue tan ajustado que los primeros lugares de las siete regatas que se completaron, se repartieron entre seis tripulaciones. Fuera de la competencia por el trofeo chileno, el barco argentino “Sur II”, comandando por Sebastián Halpern, tuvo los mejores registros, con 16 tantos, y fue el único que alcanzó dos victorias parciales, por lo que finalmente la Copa Volvo Santander se definió en base a la regularidad de los equipos.

“Esta es una clase muy entretenida y desafiante, que ha tenido un crecimiento importante. Aunque esta vez estuvimos en botes diferentes, hay cero rivalidad. En tierra igual somos el Equipo Grez”, comentó el mayor del clan, Cristóbal, táctico de Volvo, tripulación con la que, anunció, navegará en un proyecto de más largo plazo, que incluiría la participación en el Sudamericano de J-70, en octubre, y eventualmente, probar suerte en el Mundial de la Especialidad, en Italia.

“Es raro navegar ahora como rivales, pero igual lo estamos disfrutando. Nos hacemos bromas, pero siempre hemos tenido una muy buena onda, como hermanos y como deportistas”, agregó Exequiel.

“Panguipulli es una cancha difícil, pero lo pasé muy bien, fue una gran experiencia vivir la competencia desde otra perspectiva y competir contra mis hermanos”, señaló Benjamín, quien por primera vez no estuvo al timón.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Comunicado de Prensa

Recomendamos