Jinete Manuel Franke fue elegido como finalista en los FEI Awards

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El jinete nacional Manuel Franke fue elegido como finalista por la Federación Ecuestre Internacional en la tradicional ceremonia FEI Awards, en que cada fin de año se premia a los mejores del mundo en distintas categorías.

El ejemplo de Manuel, que tiene Síndorme de Down y que compite de par a par con jinetes convencionales en los concursos oficiales desarrollados en nuestro país, motivó a la Federación Ecuestre de Chile a presentar su caso, el que fue aceptado y destacado por la FEI, teniéndolo ya entre los cuatro finalistas de la categoría “Against all odds”, que destaca a personas que persisten en sus ambiciones ecuestres a pesar de dificultades físicas o circunstancias personales.

Para este año, la Federación Ecuestre Internacional decidió que parte de la elección sea a través de voto popular, permitiéndole a las personas de todo el mundo poder votar en las diferentes categorías. Para apoyar la opción de Manuel, debes votar en este enlace.

La votación popular representa el 50% de la elección y se puede votar hasta el 1 de octubre.

Una historia sin igual

Manuel Franke Bertolotto nació el 23 de diciembre del 1997, y monta desde los seis años a instancias de sus padres Guillermo Franke y Rossana Bertolotto.

Luego de tomar clases formales en ponies entre 2003 y 2006, y ser el jinete más aventajado de su promoción, inició su camino hacia la competencia, la que en una primera etapa estuvo marcada por la negativa de algunos profesores para tomarlo como alumno.

Esta dificultad no amilanó sus deseos de saltar y, tras sortear con éxito cada una de los inconvenientes, debutó en 2015 en una competencia oficial, ganando su categoría en la que se enfrentó a jinetes convencionales. Desde esa fecha, Manuel ha tomado parte en 10 concursos, logrando en todos el primer lugar.

Según las reglas de la FEI, la modalidad “paraecuestre” está abierta solamente para personas con discapacidad física y visual, lo que deja afuera de esta categoría al Síndrome de Down, lo que ha obligado a Manuel a competir en las pruebas convencionales.

Lo anterior representa una clara desventaja deportiva, la que ha sido equilibrada con su esfuerzo, dedicación y tenacidad, obteniendo gracias su habilidad para comunicarse con su caballo los mejores resultados en las categorías en las cuales compite en la disciplina de salto.

Por todas estas razones, Manuel ha sido considerado como un ejemplo para la juventud de nuestra comunidad ecuestre y con total merecimiento ha sido postulado a los premios que entrega la Federación Ecuestre Internacional.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Federación Ecuestre

Recomendamos