La hazaña de Atenas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Para ir finalizando nuestro recorrido de las medallas que Chile ha obtenido en los Juegos Olímpicos, revisaremos la denominada “Hazaña de Atenas”, con la actuación histórica de Fernando González y Nicolás Massú.

El camino para el fin de semana dorado del tenis chileno no comenzaba fácil. Massú tenía un complicado rival en primera ronda, Gustavo “Guga” Kuerten. El “Vampiro” entró inspirado y se llevó el triunfo.

González debía enfrentar a un jugador de menor ranking, el griego Konstantinos Economidis. Aunque pasó algunos sobresaltos en el comienzo del partido, el tenista de La Reina se quedó con el triunfo.

En la segunda ronda Massú dejaba en el camino a Vincent Spadea mientras que Fernando González daba cuenta del coreano Hyung Taik Lee.

González tenía un duro rival en octavos: Andy Roddick quien era el segundo del mundo en esos años. Feña desplegaba su buen tenis para llevarse el triunfo, al igual que lo hacía Massú ante el ruso Igor Andreev.

Llegaban así los cuartos de final donde Massú derrotaría a Carlos Moyá, otro de los top five del 2004, mientras que González derrotaba a Sebastien Grosjean.

En semifinales González sufre una lesión durante el partido ante Mardy Fish. El nacional terminaba perdiendo el partido dejando solo en sueños la idea de una final chilena. Massú, por su parte, derrotaba a Taylor Dent y aseguraba, al menos, la medalla de plata.

No fue fácil para Fernando González levantarse psicológicamente tras su caída en semifinales, pero lo logró. Disputó el partido de dobles ante Dent derrotándolo en un dramático partido que se definió en el tercer set con un increíble marcador de 16-14 para el chileno.

Massú, por su parte, tocaría el cielo al día siguiente del bronce de González. En otro dramático partido, que se extendió a 5 sets, el viñamarino dejaba atrás el cansancio para imponerse ante Fish, en un 22 de agosto histórico para el deporte nacional.

EL DOBLES FUE DORADO

La dupla dorada no solo marcó jornadas históricas con su participación en el singles. También entraron por la puerta ancha de la historia en la competencia de dobles.

Los nacionales debutaba con un triunfo ante los bahameños Mark Knowles y Mark Merklein mientras que en la siguiente ronda dejaban atrás a los argentinos Gastón Etlis y Martín Rodríguez, ambos entre los 20 mejores del mundo en la categoría.

Los cuartos de final presentaron un complicado escollo: Los gemelos Bob y Mike Bryan, primeros sembrados del torneo. En un partido extraordinario, Massú y González dejaban en el camino a la dupla favorita para quedarse con el oro.

Por las semifinales, la dupla nacional seguía demostrando su solidez derrotando a los croatas Mario Ancic e Ivan Ljubicic.

Llegaría así la gran final, el 21 de agosto de 2004. Al frente estaban los alemanes Nicolas Kiefer y Rainer Schuettler. Fue un partido que tuvo de todo, emoción, drama, a unos chilenos inspirados que se sacaron cuatro puntos de partido mientras un país entero se paralizaba frente a los televisores. Al final Massú y González se quedaban con el triunfo, la primera medalla de oro en 108 años de historia de Chile en los Juegos Olímpicos y desataban la celebración en todas las calles del país.

ORO MASSÚ SINGLES

ORO MASSÚ GONZÁLEZ DOBLES

Escrito por Daniel Arellano
Fuente: Cooperativa.cl
Foto: Archivo

Recomendamos