Marisol Ibarra: “El vóleibol me entregó valores que me han servido para la vida”

La ex jugadora de vóleibol, Marisol Ibarra, fue la invitada del pasado jueves a Punto a Punto, programa de conversación que transmite la Federación de Voleibol de Chile a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León, la destacada referente del vóleibol chileno hizo un repaso de su carrera deportiva y analizó la actualidad de esta disciplina a nivel nacional.

Yo partí de muy chica en el deporte, mi padre Luis Ibarra fue deportista y mi madre era profesora de educación física, por lo que el deporte en mi casa era muy fuerte. Mi padre me hizo probar todos los deportes que quise, pasé por muchos y finalmente me quedé con el vóleibol. Es así como mis padres me apoyaron desde el inicio y siempre estaban en todas conmigo, lo que considero muy importante para un chico que quiere hacer deporte porque el apoyo paterno es fundamental, sobre todo si consideramos la misma movilización”, comenzó diciendo la ex jugadora de Universidad Católica.

Al recordar la gran campaña que realizó en el vóleibol playa, la ex seleccionada nacional comentó que en la arena fue donde mejor me fue. Con Dominique Raab hicimos dupla durante muchos años, nos entendíamos perfectamente. Recuerdo igual que en esos tiempos esa disciplina tuvo un buen momento, teniendo hartos eventos lo que llevó igual a que mi generación jugara bastante. Creo que fue una de las etapas más lindas que viví”.

Mientras que al hablar de la evolución que se ha visto en el vóleibol  y de las mejoras que éste ha tenido respecto a las condiciones para entrenar, aseguró que “antes nosotras entrenábamos solas, buscando en distintos complejos donde poder hacerlo. Algunas veces entrenábamos con hombres pensando que eso nos ayudaría a subir el nivel, pero los entrenamientos lo hacíamos nosotras y nuestro preparador físico era un amigo que nos ayudaba. Las chicas de esta generación como Francisca Rivas y Pilar Mardones, entre otras, también la tuvieron difícil en sus inicios, sacándose la mugre y haciendo mucho sacrificio. Por eso me alegro que hoy hayan cambiado las cosas y que ahora la mayor preocupación sea el balón o el vóleibol”.

Con respecto al nivel y diferencia que está mostrando el vóleibol playa femenino de Chile, la actual entrenadora afirmó que “en un momento se perdió el ritmo en cuanto a la cantidad de torneos, lo que ahora se ha estado recuperando. Me pone muy feliz ver el buen nivel que están mostrando las duplas nacionales. La Fran tiene mucha experiencia y Pilar también, ambas manteniéndose y dedicándose completamente al deporte, sin dejar de realizar sus respectivas actividades profesionales. Son deportistas de alto rendimiento, lo que no es fácil en nuestro país, y eso es muy positivo porque ahora las chicas tienen a alguien a quien mirar, tienen un ejemplo al cual seguir.  Pienso que se ha formado un gran equipo, con chicas que hoy tienen más potencia en el ataque gracias a la buena preparación física que tienen. Se nota que están haciendo un buen trabajo”.

En cuanto al gran desempeño que han mostrado los primos Grimalt, la actual profesora del The Mayflower School señaló que “ellos son un orgullo para el deporte nacional. Me pone muy contenta verlos tan bien, yo los conozco desde los 10 años y compararlos ahora es realmente extraordinario. Ellos tienen mucho mérito por todo lo que han trabajado, haciendo todo de manera muy profesional. Estoy segura que les seguirá yendo muy bien, son jóvenes aún, por lo que pueden dar mucho más todavía”.

Por otro lado, se refirió también al vóleibol piso, recordando con mucho cariño su paso por Universidad Católica. Partí en la época de la primera selección menor, por el 78’ y paré sólo cuando ya no pude más, logrando hacer una carrera larga. Al ser seleccionada desde muy joven logré asistir a muchos torneos y giras representando a Chile. También jugué en distintos clubes, pero en último, que fue Universidad Católica, estuve por mucho tiempo y obtuve hartos títulos. Cuando empezó el último formato de Liga yo la quise jugar de inmediato, era un torneo serio y competitivo por lo que me interesaba participar y por ello terminé mi carrera el 2006”, contó.

Asimismo, Marisol Ibarra destacó los avances que ha mostrado el vóleibol indoor nacional, aseverando que el trabajo que están haciendo los cuerpos técnicos tanto en hombres como en damas es muy bueno y se nota que están siendo apoyados absolutamente por la misma federación, que les está brindando todas las herramientas y facilidades, lo que se está viendo reflejado en el gran avance que están teniendo las selecciones. En cuanto a la Liga considero que, si bien ha crecido con más divisiones, lo que es muy positivo, debería ser más competitiva. Pienso que es importante lograr que vengan más refuerzos porque eso ayuda mucho a mejorar el nivel, ya que las chicas o chicos ven el ejemplo en esos jugadores”.

Finalmente, la actual entrenadora de las divisiones menores femeninas de la UC tuvo palabras para explicar lo que ha sido el vóleibol en su vida, declarando que esta disciplina ha sido mi filosofía de vida, estando presente en todas las etapas de mi vida, incluso ahora. Siempre ha sido mi pasión y por ello lo seguí practicando a pesar de cualquier cosa, permitiéndome conocer a gente maravillosa con la que convivo e intento intercambiar o traspasar mis conocimientos. Este deporte me entregó valores que me han servido para la vida, permitiéndome recorrer un camino maravilloso en el que siento que he podido hacer lo que me gusta y que lo sigo haciendo”.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 11 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta, pero no podemos seguir sin tu ayuda. Realiza una donación desde $1000 o suscríbete desde $5000 mensuales y estarás apoyando el periodismo deportivo independiente

DONACIONES
SUSCRIPCIONES

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones