Universidad Católica y Thomas Morus triunfaron en la primera fecha de la Liga Chilena ADO A1

timthumb (11)

Con un gran partido entre el campeón vigente de la Liga Chilena ADO A1, Universidad Católica y la Selección Menor, comenzó el torneo mayor del vóleibol masculino de nuestro país. Los cruzados debieron esforzarse en el máximo de cinco sets y remontar una desventaja de dos para llegar al tie-break y cerrar el partido con parciales de 22/25, 22/25, 25/17, 25/22 y 15/10 en 1 hora y 48 minutos.

Los jóvenes seleccionados nacionales, que se preparan para el sudamericano del mes de Diciembre, sorprendieron al monarca de la Liga, con un gran juego. Presionando desde el comienzo con el servicio, incomodaron a los cruzados. A eso sumaron un gran trabajo de su armador, esteban Villarreal, y el gran trabajo del opuesto Vicente García.

En los dos primeros sets, Católica, no encontró nunca la forma de incomodar a la rojita, que marcó de muy buena forma los ataques universitarios, con Gago, Cañas y Duarte, además de la sólida defensa del líbero Soto.

En el sexteto de la franja, Pulgar intentaba hacer daño, y el técnico Vásquez roto entre los dos armadores Pacheco y Olivares. Sin embargo, el ingreso del refuerzo brasileño, el punta Gabriel Louzada, le entregó otro aire y poco a poco fue posicionándose de mejor manera en la cancha, hasta comenzar a ganar los puntos importantes.

Así, la UC, se pudo llevar los parciales 3 y 4, gracias al buen trabajo de Louzada y a que mejoró en la recepción. EL seleccionado menor también pudo cerrar el partido, pero le faltó calma, tranquilidad a la hora de manejar ciertos momentos del partido, las ansias les jugaron en contra.

Ya en el tie-break que fue parejo, Universidad Católica, ganó con la experiencia, jugando de mejor forma los puntos importantes. Pulgar, Domínguez y Louzada, se convirtieron en las figuras del triunfo cruzado.

Por su parte, Thomas Morus, el equipo recién ascendido a la serie A1 de la Liga Chilena de vóleibol, se impuso en el clásico a Manquehue, por 3 sets a 2, con parciales de 25/20, 20/25, 19/25, 25/15 y 15/5, en 1 hora y 38 minutos de juego.

El equipo de la asociación Puente Alto, dirigido por Claudio Serrano, comenzó de muy buena forma, mostrando un buen ataque por las puntas con Matías y Vicente Parraguirre, bien acompañados por el opuesto Rodrigo Ocampo, de 1,97 de estatura. Así sin mayor contrapeso, se hizo del primer set.

Luego del descanso, Carlos Sarmiento, técnico de Manquehue, conversó con sus jugadores y realizaron otro vóleibol, con mayor variedad en ataque, ya no pegando por la línea o diagonales, sino, buscando mucha mano fuera, toques cortos, que complicaron de sobremanera a los jugadores del Morus. No encontraron la forma de marcar en la red y se les hizo difícil leer el ataque rival. Así lo alemanes, se hicieron fuertes además en defensa, mejoraron la recepción y con el trabajo de Ferreira, la figura de Manquehue, más el aporte del central Bader, el armador Arguelles y Mujica, sorprendieron a Thomas Morus y se llevaron el segundo y tercer set.

En el cuarto set, “el Morus” volvió al partido. Apareció lo que se espera de un equipo que cuenta con cuatro titulares de la selección nacional. Nuevamente presionaron con el servicio, mejoraron la recepción y contragolpearon de mejor forma. Banda jugó mucho primer tiempo con Tomás Parraguirre y Giachetta, y Vicente Parraguirre era imparable, más cuando quedaba uno contra uno. Luego de ganar tranquilamente el cuarto parcial, llegaron al set corto, donde manejaron a su antojo el juego para vencer cómodamente por diferencia de 10 puntos.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi