Dan a conocer denuncias de abuso sexual en el taller de boxeo femenino del Líceo Valentín Letelier

Nataly aún no tenía 18 años cuando comenzó a asistir a los talleres de boxeo gratuito que se realizaban en el liceo Valentín Letelier de la comuna de Recoleta, donde ella estudiaba.

Víctor Durán era el profesor que dictaba este taller, un hombre carismático, muy atento, amable. Así se presentaba él”, comienza a relatar en un testimonio que mantuvo guardado durante los últimos cuatro años y que decidió publicar el pasado fin de semana en sus redes sociales.

En el texto, ella relata que un día Durán le dijo que tenía que pesarla. La llevó a una sala ubicada en el subterráneo -donde se guardaban los implementos de boxeo- y le dice que se tiene que sacar la ropa.

Le dije que me incomodaba, a lo que él responde ‘tranquila, si yo estoy acostumbrado a esto’. Yo sólo me saqué la polera, quedé con short y sostén, él me empieza a medir el busto y en eso toca mis senos y abre mi sostén. Yo por dentro quedé en shock y sólo me moví para que él no me tocara”, cuenta.

La situación no terminó allí. “Tomé mi polera y me la puse, me quise ir y él me dice que aún no me mide las caderas y me decía ‘tranquila, si no te haré nada’. No sé por qué en ese momento no me fui y me quedé para que me terminara de medir. Empezó a medir mis caderas de la vuelta, por detrás mío, y abre mi short por arriba. Recuerdo que yo andaba con ropa interior pequeña y él me dijo ‘uyyy’ con una voz muy cerda y caliente. Cuando vio lo que andaba trayendo volvió a ponerse al frente mío y volvió a abrir mi short mirando mi vagina. Yo estaba congelada”, agrega.

El testimonio termina narrando que,tras varios años, decidió contactar a otras mujeres que también estuvieron en estos talleres y descubrió que no había sido la única que atravesó por un episodio así. Además, recalca su indignación tras enterarse que Durán sigue realizando esos talleres y lamenta que la Federación no haya hecho nada al respecto.

LA RUTA DE DURÁN

De acuerdo a los antecedentes recopilados por el portal especializado Boxeadores, Durán ha realizado este tipo de talleres, al menos, en tres comunas: Recoleta, Independencia y Renca, siempre enfocados -supuestamente- al boxeo femenino

Tras salir a la luz el testimonio de Nataly, desde el Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de Recoleta emitieron un comunicado donde aseguran que el taller de boxeo no se imparte hace dos años.

En dicho texto, hablan de Durán como “presunto abusador” y argumentan que precisamente no se renovó la autorización “debido a acusaciones de usuarios describiendo hechos que transgredían nuestros protocolos”.

Pese a que lleva varios años impartiendo estos talleres, de acuerdo a los antecedentes que maneja la Federación Chilena de Boxeo (Fechibox), Durán recién sacó la licencia de entrenador en enero del 2019, en un masivo curso que se realizó en las dependencias de calle Chiloé. Varios testigos lo confirman y lo describen como un tipo sociable y bueno para conversar.

En dicha convocatoria participó Laura -ha decidido proteger su verdadera identidad-, quien había conocido a Durán precisamente en los talleres de boxeo del Liceo Valentín Letelier. “Lo vi y se me revolvió la guata. Me acordé de todo. Fue súper rancio, me andaba escapando del gallo todo el rato”, cuenta.

Ella relata que comenzó a ir a las clases de Durán porque eran gratis y por el horario. “Era de lunes a viernes de 7 a 9 de la noche, entonces me acomodaba mucho ir después de trabajar. Además, estaba al lado del metro Patronato”, agrega.

Laura narra que también “me pidió pesarme y medirme sin ropa, en una báscula que estaba en una sala del fondo, súper oscura. Yo le dije ‘no creo que sea necesario, si la ropa no pesa tanto’. Me dijo ‘no, si yo estoy acostumbrado, yo hago esto siempre’. Fue súper incómodo. Quedé en calzón y sostén. El gallo estaba en una posición de poder frente tuyo y, si te decía que te tenías que empelotar, te tenías que empelotar”.

Ella añade que cuando seguía asistiendo “te agarraba de la cintura, te daba besos y abrazos apretados que eran asquerosos, pero yo me quedé porque… era tonta. Como la cuestión era gratis, no tenía donde más entrenar”.

¿QUÉ QUEDA PARA DURÁN?

Los máximos dirigentes de la Fechibox ya están al tanto de las acusaciones en contra de Durán. En el ambiente boxeril de la capital concuerdan en que “habían rumores” en torno a sus talleres. Uno de ellos incluso asegura, sin querer revelar su identidad, que “me consta que era depravado, pero no sabía la gravedad del asunto”.

Desde la Federación tienen pensado tomar contacto con las víctimas para realizar un sumario y llevarlo a la comisión de disciplina con el fin de cancelar su licencia como entrenador. De este modo, tratar de evitar que pueda seguir realizando estos talleres, sobre todo con menores de edad.

Sin embargo, uno de los problemas que reconocen en la Fechibox es que, de momento, sólo existen testimonios publicados en redes sociales como medio de prueba. En ese sentido, subrayan que dicho proceso se podría acelerar en caso de existir un proceso judicial en curso.

Nataly asegura que, gracias a su publicación en redes sociales, aparecieron al menos cinco testimonios nuevos que confirman las actitudes de Durán. Ella personalmente ya presentó una demanda por abuso sexual y presentó todos los antecedentes en la Fiscalía Metropolitana Centro Norte.

El portal Boxeadores se contactó con Víctor Durán quien en una primera instancia se negó a dar declaraciones. Sin embargo, posteriormente retomó el contacto y advirtió al autor de este artículo, el periodista Camilo Espinoza, que podría ampliar una querella por difamación, que según él ya habría presentado contra las denunciantes, pero esta vez en contra del medio.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 11 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta, pero no podemos seguir sin tu ayuda. Realiza una donación desde $1000 o suscríbete desde $5000 mensuales y estarás apoyando el periodismo deportivo independiente

DONACIONES
SUSCRIPCIONES

Publicado por Daniel Arellano
Nota gentileza de Boxeadores / Camilo Espinoza
Foto: Gentileza Boxeadores