Lo que nos deja Santiago 2014

Hoy martes finaliza Santiago 2014, el evento deportivo más importante que ha recibido Chile en los últimos años. Y al momento del final los resultados son, en general, satisfactorios, tanto a nivel deportivo como de organización. Haremos, a continuación, una especie de resumen con lo que nos deja Santiago 2014, para bien o para mal.

ASISTENCIA DE PÚBLICO

Sencillamente más de lo esperado. La gente respondió como muchos no creíamos y llenó los recintos de Santiago 2014, acompañó a nuestros deportistas haciendo sentir la localía. Esta asistencia demuestra que el público chileno está ávido de consumir otros deportes, algo que los ejecutivos de muchos medios tradicionales, principalmente la televisión abierta, deberán tomar en cuenta (aunque lo más probable es que no lo hagan).

COBERTURA TELEVISIVA

Un punto que tuvo de dulce y agraz. En la televisión por cable Canal CDO realizó un gran trabajo con una cobertura que permitió ver muchos de los deportes de Santiago 2014, algo que el público premió y agradeció. Por su parte TVN, en TV abierta, demostró nuevamente que su rol de TV pública debe ser reevaluado. El canal “oficial” brilló por su ausencia en los Juegos, con pocas horas de transmisiones (a excepción de los días sábado, únicas jornadas en que la transmisión fue lo que se esperaba en cuanto a tiempo para un evento de este tipo) y, en una tónica que se repite últimamente, una falta de preparación importante en algunas de sus figuras como Pedro Carcuro Y Fernando Solabarrieta al momento de comentar deportes en que ellos no son especialistas.

RESULTADOS DEPORTIVOS

Chile se mantiene en el quinto lugar de Sudamérica pero se cumplieron los objetivos propuestos. De por si se superó el número de medallas de oro obtenidas en Medellín 2010, aumentó la cantidad de medallas de plata y se llegó a una importante cantidad de finales donde se cayó ante potencias sudamericanas y mundiales, así como resultados históricos como la medalla de plata en volleyball damas ganándole nada menos que a Brasil. A esto sumamos la juventud de muchos de nuestros medallistas como Valentina González en esquí naútico (15 años) o Ignacio Morales en Taekwondo (18 años), lo que demuestra que el material humano está. Ahora solo necesita de más apoyo, tanto de la gente como del Estado y de la empresa privada, para que podamos superar la brecha que nos llevan Colombia y Venezuela, países a los cuales Chile debe intentar alcanzar en los próximos años.

INFRAESTRUCTURA

Chile ganó una buena cantidad de infraestructura en estos Juegos. Hoy nuestro país cuenta con un Centro Acuático, un Velódromo, un Polideportivo, una pista de BMX y una cancha de tiro con arco que son de nivel mundial, y eso se agradece por la comodidad para el público y la posibilidad de que nuestros deportistas tengan lugares dignos donde poder entrenar. Más allá de los atrasos que se generaron en su entrega (y que hasta el día de hoy no se sabe si habrá algún tipo de multa para la empresa constructora), el avance fue notorio. Lo que sigue para el futuro es asegurar los fondos necesarios para la mantención de estos recintos y que se les pueda dar el mayor uso posible.

COBERTURA ONLINE

Desde hace un tiempo los medios digitales, lease páginas web como la nuestra o radios digitales, vienen pegando fuerte en la cobertura de eventos deportivos. Santiago 2014 no fue la excepción y los medios digitales realizaron una cobertura que permitió informar cuando la TV no cubría. Uno de los casos importantes fue lo sucedido con los deportes en la V Región, donde la TV brilló por su ausencia, y que los medios digitales, con un fuerte uso de las redes sociales, cubrieron profúsamente. Más allá de que algunos recintos de Santiago 2014 no están habilitados, aún, para la prensa electrónica (falta de enchufes para notebooks, wi-fi un poco lento), se usaron todos los recursos para llevarles los Juegos a una gran cantidad de gente. Aunque algunos aún no lo entiendan, los medios digitales llegamos para quedarnos.

ORGANIZACIÓN

Si hubiera que hablar de la organización esta en general fue buena, pensando en que Chile no recibía un evento de estas características hace muchos años. Como puntos altos tenemos el tema del voluntariado, que fue un gran apoyo en todos los ámbitos, con una buena disposición, en general, de las personas que fueron voluntarias, algo que se debe aplaudir. Otro punto que fue bien realizado fue la información de prensa. Más allá de algunos errores específicos la información estuvo en el momento oportuno y eso es algo que se agradece. También se puede destacar el buen trabajo que realizaron, en varios recintos, los coordinadores de prensa. Por experiencia personal quisiera destacar y felicitar el trabajo de la gente del CEO I, Polideportivo de Ñuñoa y Teatro La Cúpula del Parque O’Higgins

Pero la organización no fue perfecta y tuvo puntos negros. El más importante fue el tema de las entradas. Ticketek, la empresa encargada de las entregas no estuvo a la altura. Una web que imposibilitó a muchos alcanzar invitaciones gratuitas, largas filas para retirarlas, al punto que el sistema de retiro debió modificarse, fueron la gran caída de la organización, algo que deberá mejorarse para próximos eventos. También hubo caídas en algunos recintos de los Juegos en los cuales prensa no tuvo lugares especiales sino que debía trabajar entre medio del público en las tribunas, con la complejidad que eso genera. Entre estos recintos estuvieron la cancha de hockey patín del Estadio Nacional (Patinaje Artístico), el Club Manquehue (Hockey Césped) y el Centro Acuático del Estadio Nacional donde el lugar de trabajo de la prensa fue bastante incómodo.

En el resumen general la organización aprobó pero, como en todo evento, hubieron cosas que pudieron ser mejores.

MARKETING

Quizás la gran pata coja que se deberá mejorar si es que se organizan grandes eventos en el futuro. Se usaron poco las redes sociales antes del evento, no se realizó ningún tipo de campaña viral y las campañas enfocadas en vídeos usando redes como Youtube brillaron por su ausencia. Si bien esto no terminó afectando la asistencia de público, da para pensar cuanto más fuerte hubieran pegado los Juegos de haber realizado un trabajo potente en las redes sociales los meses anteriores a Santiago 2014.

LO QUE VIENE

Sumando y restando Santiago 2014 ha terminado siendo una grata experiencia que ha demostrado el interés de la gente por los “otros deportes”. Además da un punto de apoyo para trabajar en la realización de varias mejorías que aún están pendientes en el deporte chileno. Por nombrar algunas, Santiago 2014 puede ser una oportunidad de lujo para profundizar en la profesionalización de las Federaciónes deportivas así como en cambios profundos a las dirigencias de estas. Se hace urgente que se soliciten niveles mínimos de exigencia para ser dirigente deportivo ya sea de un club, asociación o Federación; que se exija exclusividad total de los dirigentes deportivos hacia sus Federaciones y que estas dejen de ser un simple hobbie al que dedican solo algunas horas; incorporar elementos de gestión moderna a las Federaciones con un fuerte enfoque en temas de marketing, difusión, contabilidad, manejo de recursos humanos y económicos, entre otros. A esto se debe sumar una política de descentralización, con CARs regionales que permitan a los deportistas de provincias evitar tener que viajar a Santiago para desarrollar sus carreras deportivas.

Las políticas deportivas tras Santiago 2014 deben seguir enfocadas en el desarrollo tanto del deporte de alto rendimiento, como del deporte social. En el alto rendimiento, revisar los procedimientos para las becas Proddar, avanzar en temas de pre y post natal para nuestras deportistas, la cotización en AFP e Isapres, tener un contrato de trabajo, entre otros temas. Y a nivel social el gran desafío será el como entregar a la población, sobre todo a aquella de menos recursos, las instancias para una mayor práctica de deportes; aumentar las horas de educación física en los colegios, mejorar la formación de los profesores de educación física, solo por nombrar algunas posibles medidas.

Termina Santiago 2014, evento que nos deja grandes alegrías, imágenes que quedarán para siempre en nuestra memoria pero también nos invita a atacar los grandes desafíos para seguir desarrollando el deporte nacional. La decisión de si Santiago 2014 será recordado como el punto de inflexión del deporte nacional o solo un evento importante que se desarrolló en nuestro país, está en las manos de todos.

Escrito por Daniel Arellano
Foto: Archivo

Nota bajo la licencia Creative Commons 3.0 (Algunos derechos reservados)