Mary Dee Vargas alcanzó los octavos de final en Tokio 2020 en una noche histórica para el judo chileno

La de este viernes fue una noche histórica para el judo nacional, con Mary Dee Vargas compitiendo en los Juegos Olímpicos de Tokio, siendo la primera judoca chilena que compitió en la cita de los cinco anillos, donde cumplió una más que digna actuación.

En la primera ronda de la categoría -48 kilos varones, Vargas enfrentó a la alemana Katharina Menz, en un combate donde ninguna competidora logró marcar durante los 4 minutos reglamentarios de combate, por lo que se debió disputa el Golden Score (tiempo extra). En esta instancia, la chilena logró marcar un Waza-Ari que le permitió quedarse con el triunfo y avanzar a los octavos de final.

En la siguiente ronda la rival fue Urantsetseg Munkhbat (Mongolia), cuatro veces medallista en Mundiales y actual cuarta del mundo de la categoría, quien se mostró superior desde el comienzo. Munkhbat se impuso por un Ippon, en una decisión con algo de polémica, ya que hubo alguna duda si la palanca al hombro realizada sobre la chilena fue apegada al reglamento, aunque el arbitro decidió no revisar la maniobra realizada por la judoca mongola.

Tras finalizar su actuación en Tokio, Vargas indicó sobre su derrota ante Munkhbat que “Me hizo una palanca, que es lo que se hace en Judo. Si fue o no fue, si estuvo bien o mal hecho, no sé. Esa es la duda. Pero ya se dio el veredicto y perdí”.

Pese a la derrota, Vargas se va con la cabeza en alto de los Juegos Olímpicos sabiendo que su actuación de esta noche fue histórica.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 12 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta. Para que el contenido siga siendo gratuito para todos, te invitamos a realizar una donación desde $1000 o a suscribirte desde $5000 mensuales. Desde ya, gracias por tu apoyo.

DONA AQUÍ
SUSCRÍBETE AQUÍ

Escrito por Daniel Arellano
Declaraciones Mary Dee Vargas: Emol
Foto: Ernesto Zelada / Xpress Media